BCI se la juega por ser un banco accesible e inclusivo

Logo de BCI Accesible - Crédito: @LasCondesAxeSOS

Logo de BCI Accesible – Crédito: @LasCondesAxeSOS

La banca es un área que no se caracteriza por ser accesible ni inclusiva, porque no cuentan con funcionarios entrenados en la atención de público con discapacidad y sus oficinas están llenas de barreras, desde los accesos hasta los mesones, que a veces miden cerca de un metro de alto.

Ante esta perspectiva, BCI se dio cuenta de la necesidad de generar un programa de atención inclusiva, con los ajustes necesarios para brindar una atención con igualdad de oportunidades. Así nace BCI Accesible, iniciativa que entrega servicios financieros a las personas con discapacidad.

Básicamente, BCI se propuso contar con el 82% de sus interacciones posibles con clientes en formato accesible de aquí a diciembre de 2016. Serán cinco etapas en este proyecto, que cuenta con una inversión de US$ 7 millones.

Las medidas consideradas son las siguientes:

80 sucursales accesibles a nivel nacional. Durante este año estarán listas las tres primeras sucursales en la región Metropolitana (oficina matriz, Las Condes y La Florida) y luego seguirán las de Concepción y Antofagasta.

Las sucursales contarán con colaboradores (trabajadores) capacitados para la atención de público con discapacidad.

  • Para las personas con discapacidad visual, BCI Accesible contempla transferencias a terceros y pagos de cuentas vía teléfono, multipass móvil con clave audible, matriz de cheques y marcadores de tarjetas con relieves, sitio web y móvil optimizados para sistema de lectura de texto y cajeros automáticos con transacciones descritas por audio.
  • Para las personas con discapacidad auditiva habrá interpretación en Lengua de Señas vía videoconferencia y un ejecutivo virtual experto en Lengua de Señas habilitado en el sitio web accesible.
  • Para las personas con discapacidad física, se contempla la habilitación de rampas y espacios de circulación despejados, caja preferencial, mesones y cajeros automáticos a baja altura y estacionamientos accesibles preferentes.
  • Para las personas con discapacidad mental, se considera un conjunto de guías y recomendaciones para facilitar la comunicación entre ellos y los colaboradores del banco.

Cabe destacar que BCI cuenta con el Sello Chile Inclusivo de Senadis y un plan de colaboradores con discapacidad, destacado por su nivel de inclusión laboral.

Esperemos que otros bancos sigan el ejemplo e incorporen más que una rampa bien hecha en sus sucursales, sino que creen procesos completos de forma inclusiva, para la atención de las personas con discapacidad y sus familias.

Más información en ww3.bci.cl/accesible

Etiquetas:, ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *